Ir al contenido principal

Razón nº 1: porque reír merece la pena

                              Cara seta
Queridos navegantes,

La vida es dura. No hay más que salir a la calle.. Los niños llorando porque su mamá no les ha comprado un helado, las mujeres quejándose porque un "negro de mierda" (sin ofender) les pide dinero, el vecino de enfrente que quiere hacer huelga y no le dejan, y el abuelo de la esquina jugando al Mus con garbanzos porque está ahorrando para irse a Benidorn en verano. Repito, la vida es dura. No hay más que encender la tele para ser bombardeado por todas las catástrofes que ocurren diariamente en el mundo. España va mal queridos navegantes.. estamos en crisis!! (por si alguien no se ha enterado..) 


Los bancos nos timan y luego les damos dinero, el paro juvenil ha creado la "generación perdida", los indignados se van de Sol... La vida es dura y no hay razones para reír. Que tragedia! Sálvese quien pueda! Y no se olviden de llevarse a unos cuantos por el camino! No hay razones para reír. Si. Como lo leéis, la gente ha dejado de sonreír. Tu vas por la calle y ¿qué ves? Caras de ajo, alcachofa, seta.. la frutería entera va por la calle.. Cada uno a lo suyo, con cara de "la crisis también se llevó mi sonrisa". Pobre crisis.. tiene que estar de triste con tanto empleo, vivienda, más empleo y sonrisas.. ui, seguro que iba para política!

                       Cara Lechuga     

Pobre crisis.. Pero.. si leeis el título de mi primera entrada de razones por las que sonreír y ser feliz, la primera, ésta, dice algo así como "porque reír merece la pena". ¿hola? ¿me he vuelto loca? ¿tengo algún tipo de trastorno psicológico? No. Bueno, igual si.. pero ésta no es la razón por la que me pescarán! muajaja (risa de bruja total eh!) Que la vida es dura lo sabemos todo, pero eso lo ha sido siempre y lo va a seguir siendo, de nosotros depende si queremos vivir con cara de lechuga (vale.. no.. no me gusta la lechuga..) o con una sonrisa de oreja a oreja. O mejor dicho, si queremos vivir más o vivir menos. Porque, queridos navegantes.. reír da vida!! Siiiii, que lo leí yo el otro día en un periódico! (si, esa cosa de papel que venden en los quioscos.. ¿sabes qué es un quiosco?) Reír ayuda al sistema inmunologitógico (nunca me sale la palabra.. me refiero a esos soldaditos defensores de nuestro cuerpo) y puede llegar a alargar la vida! Bueno bueno, yo después de leer esto he decidido reírme hasta de las farolas! Que se prepare el mundo porque pienso quedarme afónica!

Ale, os dejo con el consejo del día


Consejo del día: Deja de quitarte años de vida y ríete un rato.

besosconqueso

El Arlequín 

Comentarios

Jaime ha dicho que…
La crisis ha llegado para todos pero mi sonrisa no se la llevarán porque prefiero que se lleven antes otras muchas cosas, antes que mi sonrisa, sonrisa que me levanta la moral, y hace feliz no solo a mi, sino a mas personas. No podran conmigo Muajajaja!!
Jaime ha dicho que…
La crisis ha llegado para todos pero mi sonrisa no se la llevarán porque prefiero que se lleven antes otras muchas cosas, antes que mi sonrisa, sonrisa que me levanta la moral, y hace feliz no solo a mi, sino a mas personas. No podran conmigo Muajajaja!!

Entradas populares de este blog

Razón nº 8: los exámenes

Queridos navegantes:

Como siempre empiezo disculpándome por haber tardado tanto en subir una entrada y bla bla bla como si alguien estuviera esperando a que eso pasara jajaja En fin, hagamos como que alguien me lee y continuemos...

La razón para sonreír de hoy es una de mis míticas razones: los exámenes. A ver, no es que yo esté loca (que también) y vea que se acerca la fecha de los exámenes finales y me ponga a dar saltos de alegría cual niño al ver un caramelo...
La verdadera razón por la que los exámenes me hacen reír es porque siempre que estoy en periodo de exámenes me da por hacer locuras varias y sorprendentemente mi creatividad parece expandirse cual polen en Mayo (ejem, señor polen, es una indirecta...). Pero ¿de qué tipo de locuras hablo? (ahora que no me lee nadie aprovecho para contarlo jajaja)

A ver a ver... En segundo de bachillerato, probablemente la etapa de estrés más grande de mi vida (sin contar estos dos últimos meses) se me fue un poco la pinza y se me ocurrió la…

Razón nº 12: los médicos

Queridos navegantes,
¡Ya estoy de nuevo por aquí!  Seguro que me echabais de menos ¿verdad?  Entre las prisas de la rutina encuentro un momento para escribir sobre la razón de hoy: los médicos. Tengo que decir que ya llevaba tiempo pensando en escribir sobre este tema pero hoy en clase una profesora ha terminado de inspirarme así que he decidido escribirlo antes de que se me olvide (si, lo sé, Dory es mi hermana gemela...). Antes de nada me gustaría decir que no tengo ningún ánimo de ofender a los doctores que hacen bien su trabajo. Allá vamos.


Pongámonos en la situación de que un día nos despertamos y nos duele el páncreas o la mácula (super común el ejemplo, a quién no le pasa??) y entonces como no es algo que se pueda solucionar con el dichoso propóleo o las pastillas de herbolario de tu padre decides hacer acopio de valor, coger el teléfono y pedir cita para el médico de cabecera. Después de pulsar siete veces el número 1 y tres asteriscos, almuadilla y bailar la jota con la musiquita…