Ir al contenido principal

Razón nº 14: los skates

Queridos navegantes,

Ya estoy aquí de nuevo!
En primer lugar me gustaría hacer un comentario dirigido a las personas que reciben mis entradas por correo electrónico. Me han comentado que algunas veces cuando subo vídeos no los podéis ver directamente desde el email porque no aparece el link. Por eso, os sugiero que vayáis al final del mensaje donde pone  Publicado por Marta Hernández para La sonrisa del arlequín y pinchéis en "La sonrisa del arlequín" para ver la entrada en el blog, que siempre aparece más bonita y en todo su esplendor (y además sirve para aumentar el contador de visitas jajaja guiño guiño).

Después de este inciso voy con el tema que nos trae hoy aquí: los skates (monopatin para los de la generación X). Si, esas tablas tan monas con cuatro ruedas que últimamente invaden las calles de nuestras ciudades, pueblos, chabolasenmitaddelcampo, y demás lugares donde la gente vive. Porque en cuestión de dos, tres años, la tribu urbana de los skaters se ha multiplicado como la corrupción en este país.

La crisis ha hecho que los adolescentes no tengan dinero ni para irse de botellón al parque y como las casas son cada vez más pequeñas (y las bicis muy caras) no hay adolescente (o joven que sigue inmerso en una adolescencia sin fin) que no tenga en su casa uno de estos divertidos aparatos. Es más, la locura de los skates, antes limitada a la tribu de los seguidores del rap y hiphop, ha llegado a tal fin que la variedad de formas y tamaños es tan inmensa que ya se ve casi de todo por las calles. 

Para los menos expertos en el mundo del medio de transporte sobre tablas con ruedas, os dejo una breve clasificación con los tipos de tribu urbana que se asocian a ellos:

En primer lugar los skateboard (skates) de toda la vida, con 4 pequeñas ruedas de distintos materiales y calidad que se usan fundamentalmente para darse tortazos intentando saltar rampas en los skatespark o, debido al reducido número de éstos, en cualquier plaza donde haya algo que saltar (ej: las 4 torres, las torres kio...) La tribu urbana de los skaters viste con ropa ancha y gorras y ama el hiphop.

Otro tipo de monopatín muy popular hoy en día son los longboard.

Este tipo de tabla se parece mucho a la forma de las de surf en su versión original pero su uso se asemeja al snowboard ya que la finalidad de un longboard es el transporte rápido. La tribu urbana de los longboarders viste más surfera, con pantalones más estrechos, camisas de cuadros abiertas, y unos guantes parecidos a los de bici para no quemarse al poner las manos en el suelo. Merece la pena destacar la popularidad de este tipo de tabla entre las chicas (que en este caso suelen vestir con pantalones cortos y camisas de tirantes) que a menudo se unen a los grupos de chicos para bajar por carreteras o avenidas. Si el fin de los skaters eran los saltos, a este grupo le va mucho más la velocidad y por eso es muy frecuente verles cual relámpago por mitad del carril bus o esquivando coches por la calle, eso si, ellos muy a su aire como si el mundo se parase a su paso...

Un monopatín muy divertido de aprender el es waveboard que tiene solo dos ruedas que hacen que no puedas bajarte de él sin caerte (divertido verlo porque intentarlo duele!) Este es el monopatín de los frikis... en su casa no lo saben pero ya os lo digo yo porque es la cosa más ortopédica y poco estilosa del mundo jajaja Creo que intentaban imitar el surf cuando lo crearon... 



Parece ser que existe otro tipo de tabla parecido al anterior y que se llama freeboard.. a mi este ni me suena así que poco puedo decir de él.. Igual de ser tan free ni se les ve jujuju. Está el flowboard que tiene 14 ruedas y el carveboard que tiene ruedas hinchables, el t-board y la madrequeleparióboard.. ya no saben qué inventar! Lo importante es que parece que al menos nuestros queridos adolescentes y jóvenes (entre los que me incluyo) tienen algo sano (bueno, excepto por las veces que acabas con una pierna rota..) en lo que entretenerse y así salir de la monotonía de los videojuegos, wsp, tele... 

Yo que soy una amante del mundo de las ruedas (si, lo reconozco... yo también tengo un skate, una bici y dos pares de patines jajaja) creo que es importante reconocer el bien que hacen a la sociedad estos trozos de madera con ruedas pues son fuente de grandes momentos como este: (aunque no sé yo si los que llevaban la tela se rieron tanto jiji):





Y con este vídeo tan divertido me despido, que tengáis un buen fin de semana, no olvidéis sonreír a la vida que este nuevo año está lleno de oportunidades!

El Arlequín

Pd: escribir comentarios es gratis...




Comentarios

Entradas populares de este blog

Razón nº 8: los exámenes

Queridos navegantes:

Como siempre empiezo disculpándome por haber tardado tanto en subir una entrada y bla bla bla como si alguien estuviera esperando a que eso pasara jajaja En fin, hagamos como que alguien me lee y continuemos...

La razón para sonreír de hoy es una de mis míticas razones: los exámenes. A ver, no es que yo esté loca (que también) y vea que se acerca la fecha de los exámenes finales y me ponga a dar saltos de alegría cual niño al ver un caramelo...
La verdadera razón por la que los exámenes me hacen reír es porque siempre que estoy en periodo de exámenes me da por hacer locuras varias y sorprendentemente mi creatividad parece expandirse cual polen en Mayo (ejem, señor polen, es una indirecta...). Pero ¿de qué tipo de locuras hablo? (ahora que no me lee nadie aprovecho para contarlo jajaja)

A ver a ver... En segundo de bachillerato, probablemente la etapa de estrés más grande de mi vida (sin contar estos dos últimos meses) se me fue un poco la pinza y se me ocurrió la…

Razón nº 12: los médicos

Queridos navegantes,
¡Ya estoy de nuevo por aquí!  Seguro que me echabais de menos ¿verdad?  Entre las prisas de la rutina encuentro un momento para escribir sobre la razón de hoy: los médicos. Tengo que decir que ya llevaba tiempo pensando en escribir sobre este tema pero hoy en clase una profesora ha terminado de inspirarme así que he decidido escribirlo antes de que se me olvide (si, lo sé, Dory es mi hermana gemela...). Antes de nada me gustaría decir que no tengo ningún ánimo de ofender a los doctores que hacen bien su trabajo. Allá vamos.


Pongámonos en la situación de que un día nos despertamos y nos duele el páncreas o la mácula (super común el ejemplo, a quién no le pasa??) y entonces como no es algo que se pueda solucionar con el dichoso propóleo o las pastillas de herbolario de tu padre decides hacer acopio de valor, coger el teléfono y pedir cita para el médico de cabecera. Después de pulsar siete veces el número 1 y tres asteriscos, almuadilla y bailar la jota con la musiquita…

Razón nº 1: porque reír merece la pena

Cara seta Queridos navegantes,
La vida es dura. No hay más que salir a la calle.. Los niños llorando porque su mamá no les ha comprado un helado, las mujeres quejándose porque un "negro de mierda" (sin ofender) les pide dinero, el vecino de enfrente que quiere hacer huelga y no le dejan, y el abuelo de la esquina jugando al Mus con garbanzos porque está ahorrando para irse a Benidorn en verano. Repito, la vida es dura. No hay más que encender la tele para ser bombardeado por todas las catástrofes que ocurren diariamente en el mundo. España va mal queridos navegantes.. estamos en crisis!! (por si alguien no se ha enterado..) 

Los bancos nos timan y luego les damos dinero, el paro juvenil ha creado la "generación perdida", los indignados se van de Sol... La vida es dura y no hay razones para reír. Que tragedia! Sálvese quien pueda! Y no se olviden de llevarse a unos cuantos por el camino! No hay razones para reír. Si. Como lo leéis, la g…