domingo, 26 de enero de 2014

Razón nº 15: propósitos del nuevo año

Queridos navegantes,

¿Cómo va el mes de Enero? ¿Mucho frió verdad?
Yo tengo unas ganas de verano que no sé si podré soportarlo o cualquier día me salgo en bikini a la puerta... Aunque pensándolo bien iba a ser un espectáculo así que va a ser mejor que simplemente aproveche el derroche de calefacción del edificio donde tengo clase, me imagine que la silla es una hamaca y los focos el sol, cierre los ojos y disfrute... 


Con el nuevo año llegan los propósitos y el más famoso de ellos es........ taratachán!!!!! Hacer deporte!!
La verdad es que este año mi propósito fue no proponerme algo que no iba a cumplir así que no se me ha ocurrido pisar el gimnasio y la verdad es que salir a correr supone una odisea para mi... Coger la ropa, mirar que esté limpia, depilarme la selva que recorre mis piernas y me abriga cuando hace frío, atarme el pelo, pensar en la ruta por la que ir para no atropellar a una vieja al girar una esquina como la última vez (y única) que me dio por correr por el barrio, echarme el ventolín para tratar de contrarrestar el torrente de contaminación que entrará en mis pulmones cada vez que coja una bocanada de "aire", mirar que el mp3 tenga pilas y... salir de mi casa. Eso ya sin tener en cuenta el suplicio de mover las piernas oxidadas y salir al frescor primaveral de la calle. Uffff que pereza solo de pensarlo!!! Con lo fácil que es encender el youtube y ver gente corriendo! Tengo miedo de que si algún día me animo a salir a correr me pase algo así:





Estaba ojeando mi blog de cuando estuve por el otro lado del charco y he encontrado un párrafo en el que relataba una de mis aventuras de cuando era menos... vaga... e iba al gimnasio:

"7,30 de la tarde, comienza la clase. 30 mujeres, 40, 50, 60, 70... 80! Y dos hombres. 80 chicas jóvenes, universitarias, dispuestas a pasar 45 min del día sudando, bailando, haciendo deporte. Es un tiempo para ellas, para dejar de lado el estudio, los novios, los trabajos, el estrés... Es un tiempo para desfogarse, para ser ellas mismas, para hacer movimientos raros sin temor a quién te mire (bueno, excepto si eres española y tienes delante a una que va fumada y tiene menos coordinación que mi padre, que es bueno en muchas cosas, pero bailando no es una de ellas jeje). Y puedes sentir en el aire esa "conciencia colectiva" de la que hablaba Durkheim. Sientes esa unidad por 45 min. Tu cuerpo salta, se mueve, vibra junto a otras 80 mujeres (y dos hombres) y te preguntas ¿cómo es esto posible? Porque no es SOLO baile, no es SOLO gimnasia, es algo mas es... ZUMBA!!"

La verdad es que entre los propósitos del nuevo año debería estar el acabar con los estereotipos que existen en el deporte, y en especial en el gimnasio. Ya sabéis... las chicas sólo van para conocer tios cachas y tener una excusa para ponerse ropa ajustada y los hombres se pasan el día sudando y haciendo ejercicios para marcar músculo.

Os dejo este vídeo que se titula "¿Qué pasaría si los hombres y las mujeres se intercambiaran los papeles en el gimnasio?" Merece mucho la pena verlo, espero que os guste.



Para terminar me gustaría deciros que entre mis propósitos para este año está escribir al menos una vez a la semana en este blog y revisando mi agenda, y gracias al consejo de mi asesora bloggera la señorita B, he decidido publicar todos los domingos :) Espero conseguirlo! Además os anuncio que pronto abriré una nueva sección.... chan chan... qué misteriomásmisteriosocomoelhocicodeunoso!

Y tu, ¿Qué propósitos tienes para este año? 

Un abrazo cibernético

El Arlequín

No olvides dejar un comentario con los propósitos más divertidos del nuevo año o con las experiencias que hayas vivido en el gimnasio!
Publicar un comentario