Ir al contenido principal

Razón nº 16: los enamoramientos

Queridos navigantes,

Hace tiempo que comencé a escribir esta entrada y hoy por fin toca hablar de amor juas juas. Me gustaría estar ahí en vuestras casas para ver el careto que acabais de poner jiji Si, yo, el Arlequín sonriente, mujer más bien rácana en lo que a expresiones afectivas se refiere, vengo a hablaros del amor. Bueno, más bien, de por qué hay que reirse del amor. Porque queda bastante poco para el día de los enamorados y hay que ir calentando el ambiente.

Partiendo de la base de que no creo en los cuentos de hadas, ni en las rosas por San Valentín... Y tengo el romanticismo de un par de calcetines como regalo de aniversario, os diré que yo también he hecho locuras por amor. Bueno vale, yo no jajaja pero mis amigas si y por eso creo que es una razón para reírse, y con ganas. Porque vamos a ver.. ¿habéis pensado en las tonterías que hacemos cuando nos enamoramos?



Veamos, un día vamos por la calle, y un chico nos mira y nos dice "hola!" y tu que eres de colegio de monjas contestas a su saludo y sigues andando. El muchacho, algo bajito y bastante feo, te pregunta "qué tal? por qué están tristes tus ojos?" Y tu, pensando "porque me da mucha pena que haya gente tan tonta en el mundo" contestas que no estás triste y sigues subiendo las escaleras del metro. El pobre muchacho, no lo entiende, y te sigue contando su vida, como si supiera que eres  psicóloga y te gusta hacer terapia gratis.. "que si es medio turco, medio cubano.. pero es español. Por favor, dame una oportunidad" A la tercera vez, tu paciencia mengua y ya, sacas tu lado borde, le miras con tu cara típica para los moscones y le dices "te he dicho que no! hasta luego!"

La verdad es que pensándolo bien ¿quién no ha ido por el camino más largo hasta su casa solo para acompañar a la persona que le gustaba? (bueno vale, yo no, pero ya he dicho que soy un poco rarita..) o ¿quién no se a autorregalado flores en San Valentín para que parezca que tiene novio y todas sus compañeras (que han hecho lo mismo) sientan envidia? Seguro que todos los que leeis esta entrada habréis hecho cosas muy raras por amor... como cogeros un tren y plantaros en la otra punta del país para ver jugar al fútbol a vuestro amado... o habéis hecho videos cursis que años después habéis encontrado en youtube y habéis pensado "madre mia, pero qué cosa más empalagosa era yo!!"

Como veis, la vida está llena de locuras por amor, pero la locura más grande de todas es pensar que podemos escapar al amor, pensar que nosotros nunca haremos esas tonterías que nuestras amigas y amigos hacen por sus amores.

Queridos navegantes, no creo en San Valentín y por eso subo esta entrada hoy, un dia cualquiera. Porque cualquier día es bueno para reirse del amor y de sus locuras :)


Y tú, ¿Qué locuras has hecho por amor? Puedes contarmelas abajo donde dice comentarios!

El arlequín.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Razón nº 8: los exámenes

Queridos navegantes:

Como siempre empiezo disculpándome por haber tardado tanto en subir una entrada y bla bla bla como si alguien estuviera esperando a que eso pasara jajaja En fin, hagamos como que alguien me lee y continuemos...

La razón para sonreír de hoy es una de mis míticas razones: los exámenes. A ver, no es que yo esté loca (que también) y vea que se acerca la fecha de los exámenes finales y me ponga a dar saltos de alegría cual niño al ver un caramelo...
La verdadera razón por la que los exámenes me hacen reír es porque siempre que estoy en periodo de exámenes me da por hacer locuras varias y sorprendentemente mi creatividad parece expandirse cual polen en Mayo (ejem, señor polen, es una indirecta...). Pero ¿de qué tipo de locuras hablo? (ahora que no me lee nadie aprovecho para contarlo jajaja)

A ver a ver... En segundo de bachillerato, probablemente la etapa de estrés más grande de mi vida (sin contar estos dos últimos meses) se me fue un poco la pinza y se me ocurrió la…

Razón nº 12: los médicos

Queridos navegantes,
¡Ya estoy de nuevo por aquí!  Seguro que me echabais de menos ¿verdad?  Entre las prisas de la rutina encuentro un momento para escribir sobre la razón de hoy: los médicos. Tengo que decir que ya llevaba tiempo pensando en escribir sobre este tema pero hoy en clase una profesora ha terminado de inspirarme así que he decidido escribirlo antes de que se me olvide (si, lo sé, Dory es mi hermana gemela...). Antes de nada me gustaría decir que no tengo ningún ánimo de ofender a los doctores que hacen bien su trabajo. Allá vamos.


Pongámonos en la situación de que un día nos despertamos y nos duele el páncreas o la mácula (super común el ejemplo, a quién no le pasa??) y entonces como no es algo que se pueda solucionar con el dichoso propóleo o las pastillas de herbolario de tu padre decides hacer acopio de valor, coger el teléfono y pedir cita para el médico de cabecera. Después de pulsar siete veces el número 1 y tres asteriscos, almuadilla y bailar la jota con la musiquita…

Razón nº 1: porque reír merece la pena

Cara seta Queridos navegantes,
La vida es dura. No hay más que salir a la calle.. Los niños llorando porque su mamá no les ha comprado un helado, las mujeres quejándose porque un "negro de mierda" (sin ofender) les pide dinero, el vecino de enfrente que quiere hacer huelga y no le dejan, y el abuelo de la esquina jugando al Mus con garbanzos porque está ahorrando para irse a Benidorn en verano. Repito, la vida es dura. No hay más que encender la tele para ser bombardeado por todas las catástrofes que ocurren diariamente en el mundo. España va mal queridos navegantes.. estamos en crisis!! (por si alguien no se ha enterado..) 

Los bancos nos timan y luego les damos dinero, el paro juvenil ha creado la "generación perdida", los indignados se van de Sol... La vida es dura y no hay razones para reír. Que tragedia! Sálvese quien pueda! Y no se olviden de llevarse a unos cuantos por el camino! No hay razones para reír. Si. Como lo leéis, la g…